Bar Británico



  De recorrido por los bares tradicionales y notables de Buenos Aires, Cercana se detiene en la esquina de Brasil y Defensa,  frente a Parque Lezama. En esta esquina superpoblada de viajeros y curiosos, lleno a toda hora, el Británico se ha ganado un lugar entre los bares notables por sus más de noventa años de existencia como lugar de reunión. En épocas de carretas y calles de tierra, la pulpería "La Cosechera", ubicada en esta esquina, era visitada por inmigrantes ingleses y ex combatientes de la primera guerra mundial que merodeaban la zona, residentes en su mayoría del conventillo de los ingleses.  El paso de los años transformó su destino como bar bohemio e intelectual de San Telmo. Desde 1930 que en estas mesas comparten sus sueños, ideas y destinos escritores con periodistas, flaneurs urbanos con escritores, pintores con músicos, románticos con cínicos. Sábato se inspiró en sus mesas, Quino lo ilustró en su Mafalda, Patricio Rey rompió una mesa de un puñetazo, dicen. El Británico estuvo cerrado un tiempo y movilización de vecinos mediante, reabrió sus puertas. Son imperdibles sus tostados, medialunas y cafés. Y si quieren conocer su faceta tanguera y romántica, vengan de noche, siéntense afuera. Tomense un segundo y desde esa esquina al Sur de todo, cierren los ojos. Escuchen.




Comentarios