Paisaje en el paisaje


Alguna vez debería debió existir un bosque; un lugar desprovisto de palabras.
El río viene de lejos. Trae el impulso de esa libertad (aunque una anotación marginal lo situé en este mundo). El verbo es el origen de un apunte, de una doble necesidad. El silencio es lo que queda del paraíso: la intención de un rumor en el agua, la posibilidad de rozar otra vez la misma brisa.


Bea Lunazzi no es de Azul aunque vivió allí. Al haber encontrado este libro suyo en la Librería Biblos no dudé en llevarlo. Me gustó que sea de color Azul, que sea mujer, poeta, que haya vivido en esta ciudad que podría recorrerla mil veces sin cansarme viendo una y otra vez nuevos detalles, texturas, pisos, cielos, caras, llovizna. Me gustó también que el precio del libro esté desactualizado en $ 40, lo que habla del tiempo en el estante. Y para coronar, me gustaron los paisajes en el paisaje, las imágenes fugaces que encontré en sus páginas.

Comentarios