Caminando por el bosque de Arrayanes


 Resulta extraño que a unos pocos minutos del centro de Villa La Angostura, en Neuquén y a menos de una hora del centro turístico más visitado de la Patagonia Argentina, existan bosques puros y que los únicos sonidos sean de las copas de arrayanes que el viento mueve hasta hacerlas crujir. Es maravilloso que aunque sea uno de los parques sureños más visitados por el turista, te puedas cruzar con gente en bicicleta, esforzándose en las subidas, con los rostros encendidos, o familias enteras andando a pie sin que se altere el cándido descanso de tus oídos. Caminantes que aparecen y desaparecen de nuestra vista a su ritmo,  tan en silencio como nosotras, mirando el suelo, concentrados. Avanzando.


   

     Este Parque Nacional es uno de los bosques de arrayanes existentes en Argentina - el otro está en Isla Victoria- y protege veinte hectáreas  con ejemplares de hasta quince metros de este árbol nativo. De pequeñas hojas, flores blancas y corteza canela suave al tacto con esos característicos manchones blancos que evidencian la caída de corteza antigua, el arrayán o quetri crece a orillas de ríos y lagos, en zonas frías. Se desarrolla tanto arbusto como árbol y es una especie "siempre verde", con  follaje que no cae en invierno. Además verán colihues, cipreses y cohíues y amancay, una hierba típica de flores amarillas y anaranjadas manchadas de rojo. Y si están atentos y  casi tan alto como el arrayán, verán el ñire.


 






Modos de llegar hay varios: desde Bariloche o Villa La Angostura -Bahía Mansa- en catamarán navegando el Lago Nahuel Huapi en un trayecto breve. En viaje recomienda a pie o en bicicleta, so 12 imperdibles kilómetros desde Villa La Angostura. Y si se cansan, pueden volver en catamarán, aún con bicicletas. Eso si, les conviene preverlo antes de salir a caminar y sacar allí el pasaje de vuelta a la hora que elijan ¡Que lo disfruten!






Patagonia Argentina- Villa La Angostura- Península de Quetrihué

Comentarios