Detenerse

El viajero cansado puede hacer una parada en el zócalo de piedra...que discurre ante nuestros ojos con un ritmo a la vez lento e implacable, sin tiempo.



Antonio Tabucchi. De viajes y otros viajes

Comentarios