Pasaje Roverano

    En viaje inaugura esta sección de perlas. Hoy le toca a la arquitectura. Si visitan Buenos Aires y están cerca de Avenida de Mayo, no pueden perderse esta galería. Se trata del Pasaje Roverano, un edificio de dos plantas construido por los hermano Angel y Pascual Roverano en el año 1978. En un principio ocupaban la planta baja oficinas de abogados, por la cercanía a Tribunales que, en aquella época, funcionaban en el Cabildo. En los fondos y en la planta alta había habitaciones de renta. 
    Con la apertura de la Avenida de Mayo, los hermanos cedieron a la Municipalidad una parte del edificio, que se mantuvo hasta el año 1912, adaptado años más tarde en  lo que eran sus fondos y vuelto a construir en 1918, por el arquitecto Esteban Sanguinetti, con fachada art noveau, acorde al estilo imperante en la mayoría de los edificios de la Avenida. 
   El interior mantiene intacto el ambiente de época tanto en el subsuelo, como en la galería comercial de planta baja y los siete pisos ocupados actualmente por oficinas. Hierro, curvas que languidecen, un mundo de símbolos en todos sus detalles, copones de bronce, vitrales con alegorías botánicas. El aire palaciego late en todos sus recovecos, en sus techos, ménsulas, lámparas y filigranas y un subsuelo que se abre en corredores de película de los años 20,  hasta la estación del subterráneo. 

Estas son nuestras perlas. ¿Vos tenés alguna? 






Comentarios