¿Fotografiar, escribir o dibujar?



Muchas veces en nuestros viajes necesitamos anotar algo, sacar esa foto que creemos será la mejor de nuestras vidas, dibujar aquel muelle tal vez si tuviéramos unas fibras y un papel o nos sentimos tan a gusto y relajados que, sentados en la arena mirando el mar, nos dan ganas de escribir. No pensar para escribir. Escribir. No pensar y dibujar sino dibujar. No pensar la foto, sacarla. Esas tres formas nos despejan. Y nada mejor que sentirse despejado, como el cielo azul que tarda en mostrarse con tantas nubes y lluvias de estos últimos días. 


  Gracias a una amiga bloguera viajera nos enteramos de la existencia de estos magníficos libros. Escritos en inglés pero de textos tan simples que hasta los que no dominamos el idioma entendemos a la perfección. También pueden recurrir a traductores online. En viaje aconseja llevar una lapicera, un lápiz y una microfibra a cualquier paseo. Y la cámara de fotos, claro. Lo primero sería definir que nos gusta más de estas actividades y, con el incentivo de estos libros-disparadores de ideas, empezar a jugar. 


104 things to prohograph La combinación de la diversión de convertirnos en un cazador de fotos-tesoros con la practicidad de un lugar para almacenar tus imágenes. Este álbum de fotos guiada cuenta con un indicador de disparadores: desde cubiertas de libros, sudaderas al silencio o el disfrute, una ilusión óptica, chispas, una foto del pelo desordenado o algo desconcertante. Algunas: una reunión feliz, algún diferente punto de vista, alguna calle desértica o simplemente el silencio.



642 things to draw Este diario de dibujo de bolsillo está lleno de disparadores inteligentes, divertidos y creativos.  Todo dibujo 642 le solicita el interior invitan para dibujar garabatos de pequeñísima diminutas cosas, de "ojo de cerradura" y "una canica" a un "átomo" o tu casa desde el espacio. 

642 tiny things to write about Este pequeño libro contiene todos los ingredientes para expandir tu mente, hacer que el tiempo desaparezca y potenciar la creatividad con una pluma para disfrutar con, por ejemplo, en escribir la primera comunicación de un enviado de vuelta a la tierra después de aterrizar seres humanos en Marte.   

Hoy inauguré el pequeño libro con algo de respeto al marcar esas hojas tan bonitas. 
 "Escribir un título para el día después del fin del mundo". Escribí tres: "Fin del viaje", "Se terminó" "Hasta acá llegamos".  


Se consiguen en Amazon y en cuatro días llegan a tu casa, estés en el lugar del mundo que sea. Un lujo. 










Comentarios