En la tierra del sol


Producción de aceite de oliva / Córdoba


      Tener un olivar en la Cuenca del Sol, a 16 kilómetros de Cruz del Eje, y vivir de su producción sin prácticamente ninguna sofisticación tecnológica, puede parecer una misión imposible. Pues para Roque Olmos, de 43 años, su  mujer y cinco hijos no lo es.  Allí todos trabajan. Y cuando llega el verano y empieza la cosecha viajarán primos, hermanas y parientes a ser parte de un nuevo ciclo productivo que los reunirá hasta que el olivo muestre sus frutos en esta región productiva por excelencia del norte de Córdoba. 

    "Dedicarse a la timba puede ser muy duro", dice Roque y no se me ocurre ningún chiste para continuar la charla. Entonces él, amable, remata: "es una timba esto de la producción. Cosechás y dependes pura y exclusivamente de cosas que no podés manejar: una lluvia, un granizo, poder producir lo suficiente para que tus productos compitan con los establecimientos tradicionales de la zona".  Me alivia comprobar que este productor independiente no juega en el bingo sus ganancias.
     Durante el siglo XX gran parte del bosque autóctono del noroeste provincial cordobés fue sustituído por forestaciones de olivo. En Córdoba la superficie cultivada alcanza las 6.000 hectáreas, con  plantaciones de más de veinticinco años de antiguedad. Sustento de familias enteras que reciben sus conocimientos como herencia familiar, producir aceite de oliva aún es redituable por estos pagos. Como Roque, a San Marcos Sierra llegan familias "del interior" a vender lo que con mucho esfuerzo producen en sus fincas, con sus manos y las de sus hijos. Y sus maquinarias, sin subsidios ni ayuda estatal.

    El hijo de Roque tiene 11 años, cara redonda y sonrisa aventurera. Lo ví en el río, yo tiraba piedras y pedía deseos y él, claro,  se armaba un puente para cruzarlo. Esto de la venta lo tiene interiorizado: "Cuarenta pesos el litro de aceite de oliva", me dijo ni bien lo ví.  ¿Dónde? pregunté. "Allá está mi papá con dos de mis hermanos" y "dígale que va de parte mía".

    La industria aceitera es una actividad muy importante en Cruz del Eje, con cientos de familias  dedicadas por completo a a la producción de aceite de oliva orgánico y ocasionalmente intentando con el tomate. Arriesgando. Se producen conservas en salmuera y aceite de oliva.
-Te destapo una para que sientas el aroma, dice Roque. 

Cierro los ojos y mi viaje entre añejos olivares una tarde sol resultará inolvidable. Y breve. La voz de Elías culmina mi excursión mental: "Cuando sea grande voy a hacer otra cosa", dice. Y sin que le pregunte nada agrega: "Yo voy a estudiar".


Roque Olmos-Productor
Finca Los Naranjos Cruz del Eje
 - Córdoba

Comentarios