Llegaron las primeras postales!

Festejamos la llegada de nuestras primeras postales transoceánicas. ¿Se acuerdan que les hablé de postcrossing? 


¿Querés convertir tu buzón en una caja de sorpresas? ¡En viaje ya empezó! La verdad, encontré un proyecto a mi medida. Hace diez años alguien envió una postal por correo e imaginó un sistema digital que, combinado con el correo postal tradicional,  sirviera para que gente de todo el mundo pueda enviarse postales y de paso, conocerse. La idea prosperó y el proyecto tiene forma y contenido. El concepto principal es que si envias una postal recibirás como mínimo otra de un usuario del sistema de cualquier parte del mundo. Al igual que el ideólogo de este sitio, mucha gente -más de la que te imaginás- quiere recibir correo de verdad, abrir un sobre, sacar un papel del buzón que no sea una factura o expensa. Para empezar a llenar tus paredes de postales de todo el mundo y hacer amigos nuevos tenés que:

Registrarte en Posscrossing (está en inglés pero hay una versión donde el inicio es en español)
Pedir una dirección desde la página
Enviar la postal a la dirección con la identificación que te da el sistema.
Esperar a recibir una postal
Registar la postal recibida en el sistema

      Podés pedir hasta cinco direcciones a la vez. Cuando tus postales se hayan recibido y te lo hayan notificado por mail y a la página entonces podés pedir cinco más. Y así. Les cuento que mandar una postal ronda los $ 35. Varía, claro, de acuerdo al destino. Mi primera postal viaja a Rusia y me hace tanta ilusión imaginar que pronto estará en las manos de una geóloga a la que le gusta viajar y hacer amigos. También le mandé a Laura, quien vive en una ciudad al sur de Portugal y a una profesor universitario jubilado que vive en Idaho  -Estados Unidos- con dos gatos.  Tengo dos direcciones más y pronto saldrán a China y nuevamente a Portugal!

Cuando reciba la primera postal de algún recóndito lugar del mundo les cuento.

Miren los recorridos... y aquí otro!  


Ahora falta la última parte:  empezar a empapelar la cocina del estudio con las postales recibidas!



Comentarios