Manolo's

// Debería existir un delivery de confituras. Para hacer esta nota necesito degustar el producto. Ahi vengo //

El mate con churros es, sin dudas, uno de los rituales argentinos por excelencia. Si se hiciera una estadística playera estival, nos sorprenderíamos de la cantidad de churros ingeridos en la costa atlántica tan sólo en tres meses.
Delicias de sartén, la masa es muy simple: harina, agua, azúcar y sal. Después del paso por la manga repostera, se fríen y por último, de lleno al azúcar. Los hay de dulce de leche, chocolate, crema repostera, hasta ¡bañados en chocolate!
Con algunas variantes en sus formas, los churros son populares en España, su país de origen y en otras partes del globo como Portugal, Francia, Estados Unidos y en algunos países de América Latina.
Pero...y no por un ataque de nacionalismo estridente...¿donde está la casa que vende los churros más deliciosos? Si, adivinaron. ¡Mar del Plata!
La clásica "Manolo" marplatense es hija de la tradicional churrería montevideana y nieta del primer local de Don Manuel en España, porque si de orígenes hablamos, la primera casa de Don Manuel estuvo en Burgos, Castilla. Por estas costas, en Punta del Este y más tarde en el famoso Parque Rodó de la capital uruguaya donde el local funcionó hasta su traslado al centro. De las tres hijas del fundador, una emigra a la costa atlántica y ya para 1980 la perla del plata tiene su casa de churros, convirtiéndose con el tiempo en un clásico.
En viaje estuvo hace poco. No aconsejamos pedir café con leche (los hay mejores). El chocolate con leche, más conocido como submarino, acompañará perfectamente nuestra incursión a la delicia frita. Atención: no encontrarán en ningún lugar del mundo uno churros rellenos de crema pastelera como estos. Aunque, claro, la carta es amplia para perder un buen rato entre deleites imaginarios hasta que nos guíe nuestra propia brújula

.

Comentarios