Más chileno que el mote con huesillos


    Un postre bien chileno es el mote con huesillos.  Liviano, dulce, con un sabor que queda, no empalaga nunca y esa cosa de bebida refrescante. ¿De que está hecho? Jugo acaramelado con mote de trigo –grano de trigo pelado y hervido- y el huesillo que es ni más ni menos el durazno seco deshidratado.

La empresa Copihue los comercializa y sus elegantes carritos adornan casi cada esquina del centro de Santiago. A decir verdad, se vende en todos lados y es igual de gustoso.  El del puesto 78 del Pueblito Los Dominicos es fresco, consistente. Si vas en estos días te atiende Edgar, el peruano, quien te cuenta su historia. Edgar



Comentarios