Pizzería Guerrín


En Guerrín se come de parado, mirando el propio plato, cambiando de pierna sobre la que apoyarse y seducidos por el calor y la promesa de una pizza al horno de leña. Guerrín es una pizzería sin sucursales, de las clásicas porteñas y sin dudas, de las mejores de la calle Corrientes. Tiene, además, sus años. Fundada en 1932 por el italiano Franco Malvezzi destacó desde siempre por su pizza al molde, de masa gruesa y no muy crocante.
Entre las más pedidas se destacan la pizza de mozzarella, la especial (con morrones, jamón y aceitunas), la fugazza (con cebolla), la napolitana (con tomate y ajo), la fugazzeta rellena con jamón y queso, la de anchoas y el tradicional fainá.
En Guerrín hay un maestro pizzero con treinta años en la cocina, setenta empleados, más de cien variedades de pizza y una producción de 2500 pizzas semanales.

Pizzería Guerrín. Av. Corrientes 1368

Comentarios