A puro salame y música


El festival de la Sierra de Tandil tiene en esta edición una curiosidad: un salame gigante. Si. Leyeron bien. Cincuenta kilos de salame nada menos que en quince metros. Más allá de la cuestión anecdótica (y única en su especie) el salame tandileño tiene la primera denominación de orígen del país para un alimento agroindustrial.  Parece ser que después de quince años de estudios de factibilidad (y el trabajo de empresas chacinadoras y el Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca-) la denominación de orígen no es poca cosa: nada menos que proteger un producto genuino de la región, con un sabor único y ahora, recórd propio con este candidato a ser el más grande de América. 


La fiesta, este fin de semana, con entrada libre y gratuita. 





Comentarios