Today (o breves de cruceros)


Hay quienes la planificación los abruma, que enarbolan esto que el verdadero viajero es quien goza de libertad para decidir sus horarios y destinos y que todos los demás, somos, simplemente, turistas. Probablemente en ese general existan espíritus aventureros y libres y también los que corran de un trabajo a otro y al momento de elegir vacacionar prefieran cierta elasticidad organizativa.

Lo mejor de un crucero es no creerse mucho eso de “hay que hacer todo en grupo”, primero porque es falso y segundo porque, si bien hay muchas personas haciendo lo mismo que uno, nunca es demasiado porque el barco –el que fuera- es grande. No es un eufemismo. Ninguna otra palabra cabe mejor para lo que quiero decir.

Entonces cada quien podrá dedicarse a lo que quiera hacer. Aunque si decide abandonarse a las interesantes y divertidas actividades que el crucero ofrece, sólo hay que leer.

-¿Leíste el Today?


Me costó tres días mirando el mar y sintiendo sus suaves ondulaciones para aprender que leer el diario de viaje editado e impreso en el barco mismo era fundamental para ingresar en la lógica del crucero y no estar atada a ninguna planificación. O si.
Horarios de aquagym a pleno sol, quizás el momento preciso para abandonar el cuerpo en una linda –aunque pequeña- pileta climatizada, o el segundo exacto donde nos subiremos a una cinta y, mirando los tonos y el movimiento del mar, caminaremos y con suerte correremos. 

 Quizás sea el tiempo y su ocupación perfectamente fraccionada y prevista con antelación lo que nos lleve a hacer origami si llueve o enviar a nuestros niños a actividades con otros niños, o saber simplemente si  hay cenas de gala –y actuar (o no) en consecuencia- Además de horarios de conciertos, casino y ofertas sobre los circuitos turísticos que tendremos para elegir en cada ciudad que visitaremos en el trayecto. 


Por eso, lean el Today -o sus variantes en otras empresas- y elijan ustedes mismos si ser viajeros o turistas en un barco donde pareciera que no hay lugar para “hacer la propia”. Yo ya elegí. 





Comentarios