Delibery de bicicletas

.Lo de Keko es una bicicletería bien de barrio, por las afueras de Tandil. Si, un poco lejos del centro aunque con algo que la hace inmejorable: las podés pedir por teléfono y te la llevan, andando, a donde estés ¡es un delivery de bicicletas!

La bicicletería delivery expone trofeos de diverso tamaño.

-¿Usted  ganó estos trofeos? aventuro preguntarle al señor que me atiende, creyendolo ciclista retirado, al ir el primer día por mi bicicleta –justo el delivery tenía franco-

-Ah, no…estos premios los trajo mi nuera. Atleta ella.
-Que bien!
-Si queres conocerla mirá para atrás

Allí, en una gigantografía en la pared, la nuera, llegando a la meta.

La mujer del señor que me atiende me sigue con la mirada, se muestra tímida. Al día siguiente, es ella, Blanca, la que viene a abrirme la puerta y me pregunta por mi estado físico.

-Gracias a los cambios, bien

Me cuenta que mucha gente va por una bicicleta playera y que ella insiste en explicar, una y otra vez, que la ciudad es para recorrerla con cambios. “Con una bici con cambios, se entiende”, aclara.

-Sos como una especie de guía -digo

Es que hay que ser un poco de todo. De hecho, esto es un negocio familiar, mi hijo, mi nuera, mi marido y los hijos de mi hijo. Al lado, la pollajería. Yo hago milanesas desde que me levanto hasta el mediodía. Mi nieta las vende. Mi marido está acá con las bicicletas y mi hijo también. Mi nuera corre maratones y viaja por todo el mundo. Siempre dice, ella, que el mundo será muy lindo pero que como la Argentina no hay. También dice, ella: ¨tenemos el país más hermoso y yo que he corrido por tantos países, puedo asegurarlo¨. De hecho, vos vieras –sigue Blanca- el otro día nos llamó, lejos estaba, y nos dijo:

-Blanca, hace tres dias que estamos encerrados en el hotel. Comemos y dormimos. Mañana corremos.

Por eso te digo, hay que hacer de todo, nunca sabés que te tocará hacer.



Comentarios